Como ya sabéis, en esta web hablamos de libros. Te contamos cómo editar, maquetar, publicar, incluso a hacer apps… pero antes estaría bien tener algo escrito, ¿no crees? Tanto si eres de los que ya tiene su historia a medio camino como si estás con algo en mente, pero te falta un empujón, esta serie de posts te interesan. ¿Listo para comenzar?

Venga, va, ¡quiero ser autor!

Tengo amigos que piensan que cualquiera puede escribir algo decente. Pero tengo otros que aseguran que tienes que nacer con esa capacidad. A nosotros nos gusta la zona intermedia. El equipo de LibroInteractivo.com creemos firmemente que todos tenemos algo que contar, pero no todos nacemos con la capacidad de coger eso y convertirlo en algo atractivo y legible. Por suerte, una de las cosas más ilusionantes de esta aventura que es vivir, es aprender. Si tienes ganas de aprender puedes conseguirlo todo. Si quieres aprender a pintar, a construir, a competir o a escribir, con esfuerzo pintarás, construirás, competirás y escribirás. Me vas a decir “ya, pero es que una cosa es pintar y otra hacerlo bien”. Ojo, no digo que si aprendes a pintar te conviertas en Picasso. Quizás no sea eso lo que necesites y lo único que persigas sea tener tu casa decorada con tus propias pinturas o hacer un regalo especial a alguien. Para eso están los superclases, personas que son excelentes en lo que hacen, personas con talento natural para hacerlo muy, pero que muy bien. O suertudos que hacen auténticas chapuzas que son seguidas por grandes masas (¿quién somos para decidir qué es o no una obra de arte para alguien?). Lo que pretendo que entiendas es que tanto si buscas ser el autor de referencia del futuro, como si únicamente buscas la satisfacción personal de tener tus obras a disposición de amigos y familiares, el punto de partida es el mismo. Aquí vamos a enseñarte a dar los primeros pasos, el resto ya vendrá. Nuestra intención no es que publiques sin más un conjunto de letras sin sentido. Queremos que lo hagas de forma correcta, sin que pierda tu esencia, pero siguiendo algunas directrices que te ayudarán a llegar mejor a tus lectores potenciales.

Motivación

¡Motivación, motivación, motivación!

Lo que está claro es que si estás leyendo esto es que tienes intención de escribir, publicar o ambas cosas. Eso implica que estás dispuesto a aprender y eso es lo básico… pero no suficiente. La motivación es muy importante en cualquier tipo de trabajo, pero también en los hobbies. ¿Cómo te tomas la tarea de escribir? Sea cual sea tu respuesta, si no estás motivado, no serás capaz de transmitir a tu lector la energía suficiente para que quiera leerte. Hagamos un ejercicio, antes de nada, plantéate esta sencilla pregunta. ¿Por qué voy a escribir lo que tengo en mente, en lugar de gastar el tiempo en <pon aquí lo que se te ocurra>? Si se te ha ocurrido algo para rellenar el hueco y la pregunta te hace dudar, entonces parece que no estás suficientemente motivado. Sepárate del ordenador, móvil o tablet, cierra los ojos y piensa profundamente aquello que te hizo pensar en escribir. Cuando lo tengas realmente claro, vuelve por aquí. Si aún así no encuentras motivo, entonces puede que el libro “El poder de la motivación” de nuestra autora María Martínez Olivares te ayude.

¿Sigues ahí?

Escribir es una tarea compleja, no creas que te pones dos tardes y ya tienes material para reventar las listas de ventas. Es importante que te prepares para momentos complicados. Puedes contar una historia y no tener claro qué opción es mejor para continuar o puedes estar con un libro técnico y tener que escribir un capítulo de algo que te resulta aburrido. Lo importante es no perder la visión global de lo que tienes en mente. No dejes que la negatividad se apodere de ti y que el vago que todos llevamos dentro se adueñe de tu cuerpo arrastrándote al sofá o al bar de la esquina.

¿Pero, y de qué escribo?

Bueno, esta es una pregunta importante y dependerá de los motivos que te hayan traído hasta aquí. Hay personas que escriben de algo que dominan a la perfección, de temas totalmente conocidos sobre los que pueden aportar una gran experiencia. Hablo de autores que se especializan en determinados temas, ya sean novelas de amor o manuales de economía. Luego tienes a aquellos autores que prefieren indagar en diferentes marcos, aquellos que disfrutan descubriendo nuevos caminos y adentrándose en zonas totalmente desconocidas para ofrecer otro ángulo de visión. Llegados a este punto, puedes escribir sobre la guerra, la astronomía, los modelos económicos, la fotografía, la filología Neozelandesa, los pigmeos o el apasionante y poco conocido mundo de las natillas y sus variados sabores. Lo importante es que lo hagas con pasión. Si escribes de algo que te aburre, leerte será aburrido. No hagas eso a tus lectores, no se lo merecen. Busca, piensa, documéntate, encuentra lo que te apasiona y escribe sobre ello. Por si no te has dado cuenta, puede que pases bastantes horas haciéndolo así que imagina lo duro que puede ser si no lo haces de algo que te apasiona. En este punto hay un ejercicio muy interesante, consiste en subirte al tren de algo ya escrito e imaginar cómo lo harías si fueras el autor. Sigue estos pasos, a ver qué sale:

  • Piensa en tu libro favorito.
  • Imagina un momento o escena que te guste.
  • Escribe una secuencia alternativa.

Cambia lo que pasó, escribe un final alternativo o un cambio de argumento. Partes de una historia conocida, unos personajes que conoces y un entorno familiar. No sigas leyendo el blog, ¡haz el ejercicio! Si lo has hecho, verás que no cuesta trabajo imaginar y escribir sobre algo que nos gusta. Continuar una historia de un libro que ya conocemos y que nos parece interesante es mucho más sencillo que hacerlo desde cero y sobre algo que no nos motiva. El objetivo es convertir nuestra idea en “ese libro que nos gusta”. ¿Podrás hacerlo? Estamos seguros de que la respuesta es .

¿Tienes ya tu idea? ¿Sabes de qué vas a escribir?

Déjanos un comentario con lo que te ronda la cabeza, nos gustaría tener un pequeño adelanto de por dónde va a ir tu próximo libro.

Photo credit: Daquella manera via photopin cc

email